julio 31, 2018

julio 29, 2018

100+






Liberoamérica [.com] es una plataforma literaria de más de 800 autorxs jóvenes, constituida en torno a la literatura contemporánea, la cultura latinoamericana, el pensamiento transnacional, la integración y la pluralidad. Con el despegue de varias antologías (hermosas y de colección), se perfila también como una editorial independiente y a la vanguardia, dispuesta a dar voz a las nuevas tendencias poéticas del mundo.
Liberoamericanas: 80 Poetas Contemporáneas (Argentina / Uruguay) ya es un sueño cumplido. Ahora es el turno de 100+ Poetas Jóvenes Contemporáneas (España). 
Entérese de los detalles de todo esto (y mucho más) en la nota que salió ayer en LA i CRÍTICA, y que encuentran muy convenientemente pinchando la foto:











julio 27, 2018

me duermo / te despiertas






ya no hablemos de la depresión
ni del clima que nada tiene que ver con nosotros
ni de los grisáceos matices de cemento en el aire
ni de aquellas muertes que se desploman una tras otra

cierras la carpeta dentro del portafolios
con desgana alientas los rayos de sol que van desfalleciendo
todavía no has plegado la cama en la esquina
sin querer devuelves el calor
a aquel lobo congelado en tu mente

no hay remedio para los dientes caídos
menos aún para el espíritu empantanado
seguimos la corriente, impasibles. Permitimos que el frío
impregne el aire, que la transparencia del mar se extienda

Me duermo – te despiertas. Tus pestañas
escuchan el rumor de hojas que flotan en la costa.
Es un otro yo, imposible de identificar
que antes de nacer ya partió de este mundo.



Wang Yin

[conocé más sobre él en la Web de FIP Buenos Aires ]



  

julio 21, 2018

★guión bajo






pasamos nuestra mejor infancia
abriendo huecos en la cuerina gastada
de los sillones

dejábamos mensajes
que sólo podía leer
(y con mucha destreza psíquica interpretar)
el más cercano
a la siguiente perversidad

antes de cada incursión
cada objeto interrumpido en la memoria
era obligado
a desertar

anotábamos en el reverso del papel glasé
sus natalicios y sus matrículas
(anotábamos)
las maravillas que en voz alta se nos habían leído
cifradas de un libro
escrupulosa y redundantemente maltratado
con nombre de mujer

a pesar de la insistencia
nos regalaban para cada aniversario juegos discontinuos
de palas,
baldes y rastrillos

hay hoyos todavía incompletos en el patio
de esta casa

ninguno de los conejos  
furiosamente blancos
que aprendieron a balbucear
(y con mucha destreza psíquica a interpretar)
nuestro primer idioma
quiere salirnos

al encuentro




julio 17, 2018

el amor es una larga conversación






Les dejo este recuerdo TEDx de Ivonne Bordelois para que nos abstraigamos juntxs un rato y nos pongamos a especular sobre lo dicho, lo no dicho, lo apenas insinuado y lo “por decir”:









julio 12, 2018

el pensamiento se estructura






[Llegué a Baldíos en la lengua en 2014. No sabía mucho de editoriales en aquel momento. Nico me recibió con los brazos abiertos, festejó mi poesía y me animó a publicar. Fue mi editor y mi consejero. Con el tiempo me fui enterando de algunas otras cosas: de que Nico escribe desde muy chico (quién de nosotros no, ¿verdad?), de que es un gran orador  y de que es fan de Girondo igual que yo. Nico es un tipazo al que le voy a estar siempre infinitamente agradecida. Hace unos días le pregunté si tenía ganas y tiempo de responderme unas preguntas para una brevísima entrevista. Claro que me dijo que sí y claro que vale mucho la pena que la lean. Acá abajo se las dejo. Este fin de semana Nico se va para Colombia, a ser parte del 28º Festival Internacional de Poesía de Medellín. Es el único argentino invitado. Nunca mejor representados.]






-         ¿Qué te parece que le sobra o que le falta a la poesía actual, pensándola en comparación con el lugar que ha ocupado en los primeros años del siglo XX?



Bueno, esto lo vengo pensando últimamente. Lamentablemente siento que  seremos los olvidados del siglo, digo esto porque a los poetas de entre siglos les suele ocurrir el más acérrimo olvido. No recuerdo a muchxs poetas del 1900. Es como que los siglos arrancan a partir de la década de los años ´20. Creo que a la poesía actual le sobra humor, minimalismo, absurdo y fluidez, a tal punto que a veces se confunde la poesía con el stand up. Pienso que le falta intertextualidad, diálogos transgeneracionales, epígrafes, espíritu vanguardista, osadía si se quiere, búsquedas lingüísticas, neologismos y vértigo. Pero por sobre todo hace falta una troupe de buenos críticos que enriquezcan e interpelen a los creadores contemporáneos. Es como que estamos bastante solos, pareciera que da lo mismo publicar que no publicar.




Entrevista a Nicolás Antonioli (frg) | Para leer la entrevista completa EL PENSAMIENTO SE ESTRUCTURA





ha sonado un teléfono
en algún sitio de esta ciudad
puede ser el sonido del ambiente golpeando las casas
que intercambia saliva con otro hombre
vértigos que se suman al anterior en esa cabina
en la ciudad ha sonado algo
inmóviles los habitantes de esta ciudad
que no perciben arrepentimientos
los interminables juegos de la muerte
con nosotros habitadores de esta piedra humeante
debajo las piernas de Margot




fragmento de Mano emplumada (funda/mental, 2013)




julio 09, 2018

acá en LIBEROAMÉRICA





CELEBRANDO COSAS: 

Partes I Y II de mi poema inédito “Séptimo C” en esta hermosa Plataforma: ¡PASEN!












julio 05, 2018

la poesía lo barre todo [hermosa reseña de QEF©]






Vuelvo a pasar por acá escurridizamente para contarles esto: el gran MARIO FLORES (escritor, editor / Tartagal, Salta, 1990) se ha tomado el trabajo de leer mi librito último de poemas [a saber: Quemar el fuego©] y de hacer esta enorme y tremenda reseña que abajo adjunto.


[Sugerencia del día: No se permitan ignorarla 👌]


“En Quemar el fuego©, de Vanesa Almada Noguerón (La Plata, 1980), el epígrafe dice “escribes poemas / porque necesitas / un lugar / en donde sea / lo que no es”. La cita, tan bien escogida que adopta la dimensión de profecía, abre un complejo abanico de posibilidades.  Los poemas – los caminos posibles – no dejan de arrojar interrogantes, nada es del todo cierto, y el riesgo es alto. Vanesa no comete el error de poemar desde una alta torre atiborrada de certezas ornamentadas líricamente: se dedica a cazar incertidumbres y traducirlas con palabras sueltas, decididas, casi tomadas desde el antes. Las preguntas que construyen los poemas son existenciales, metafísicas, naturistas, algunas rutinarias a propósito y, sobre todo, espaciales:



adónde van los libros prestados
(a veces leídos / siempre perdidos / nunca devueltos)
adónde sus notas al margen
sus índices manoseados
sus verdaderos padres

adónde duermen los peces cuando no están despiertos
cuando no ahogan sus cuerpos en ollas hirviendo
adónde van sus lágrimas
sus otras aguas



(…) Las imágenes ensambladas no pertenecen tanto al reino de la metáfora (figuras flotantes a base de preceptos conjugados visualmente) sino más bien al terreno del apotegma (breves propugnaciones de orden místico y mundano a la vez). Esas imágenes son las que van hilvanando un dejo de respuesta.”



(!) Pinchando por acá, la RESEÑA COMPLETA 










julio 02, 2018

★séptimo C | Parte II






conozco la manera en que se mide
cualquier distancia imaginaria entre dos cuerpos
salvados del error morfosintáctico pero condenados
a una fatalidad igualmente análoga

la piedra es el agotamiento
la piedra es la torre improductiva de hierro fundido puesta por pura presunción fálica en la mitad del paisaje
la piedra es el nombre de pila del décimo en aparecer

una categoría no registrada de cadenas atraviesa la plaza abandonada de mi infancia
la piedra es el hotel business class de enfrente / que cumple esta tarde dos décadas en construcción
la piedra conserva la loza incompleta de la suite presidencial
(hace frío en este lugar
hace frío por donde pasa la estrechez exigida
de la memoria)

conozco el frente y el fondo de algunas cosas
conozco sus muecas faciales  y su desprecio ensayado cuando camina y cuando abandona el contorno de la calle
lleva el número de doble dígito en la espalda y el nombre de pila puesto por pura presunción fálica en la mitad de tu lengua
la pronunciación resulta como siempre perfecta
no recordamos ya / el color de las butacas
nos damos las manos o mejor un beso
de cortesía


en ese exacto momento la piedra
tiene el semblante de los gusanos antes de llegar al núcleo
algún movimiento que reconozco siniestro hacen los vasos sanguíneos de mayor extensión y explotan en un timbre denso
explotan aunque no caen al suelo ni se propagan
dos lobos himalayos diminutos devoran con perversidad antropofágica partes sustanciales y también diminutas del endocardio
la sangre que les migra desde la mandíbula les ha dañado la pulcritud de los trajes
la piedra es el nervio conceptual que los abraza mientras se alimentan


la pronunciación resulta como siempre perfecta
es buena voluntad nuestro ritual de bienvenida
somos responsables inscriptos de esta sala llena

conozco los mecanismos defectuosos de evacuación en caso de incendio
conozco el desapego evidente de los pasillos y el erotismo intuitivo de los plantines en los balcones
(hace frío en este lugar
hace frío en las razones exigidas de esta reunión
de consorcio)
lleva el número de doble dígito en la espalda
la piedra es el nombre de pila y la pronunciación
siempre perfecta
explota en un timbre denso
en ese exacto momento alguien vuelve a probar en cualquier puerta el juego nuevo de llaves
una distancia imaginaria nos separa
nos damos la mano o mejor un beso

de cortesía