mayo 26, 2018

★básico






se parece a un cuento de Borges
en el que nada existe por simple estabilidad ficcional
en el que todo existe porque se sueña en un orden vertical y lento
suspendido en círculos perfectos

somos dos encima de la fiebre de los almohadones
somos dos a pesar del hollín que envenena los espejos
la música nos llega en un hilo confuso de incandescencia
un embudo la está sosteniendo
un embudo empuja el nervio insustancial de objetos fundidos (como en el cuadro, sí, como en la escena final)

el embudo es lo único que no se quema
y empieza a resultar cada vez más incómodo decir
con un único adjetivo
todo lo que hay para decir

a esta hora la furia de las brasas nos perturba
somos dos encima de la fiebre de los almohadones
descubrimos sin el menor asomo de asombro que toda la historia
se parece a un cuento de Borges:
existimos porque yo sueño y porque otra
que es también mujer que es también yo misma y que también duele
en todo el cuerpo y en toda la casa
me sueña


la fiesta del fuego termina
una canción que no conocemos nos despierta






mayo 17, 2018

#LaGuacha






Acá estoy. Después de algunos días de espera, tengo mi propio ejemplar de La Guacha - Revista Nacional de Poesía -, en la que sale una reseña que hiciera el año pasado acerca del FIPMAD (Festival Internacional de Poesía de Madrid). Me entero de que hay cosas muy copadas para leer, como una entrevista a la gran Teresa Leonardi Herrán y una nota sobre ABBAPalabra de Gastón Sequeira 😏

Aquellxs que también quieran tener uno, no tienen más que acercarse a su quiosco de magazines amigo 💖











ph: Laura Cófreces



mayo 11, 2018

#FILBA!





07/05/18 Pre-lanzamiento de Liberoamericanas: 80 poetas contemporáneas en FILBuenosAires! 

















mayo 03, 2018

el poema se mueve por voluntad







-         Teniendo en cuenta tu propia experiencia con la poesía, ¿es el discurso del poema realmente un discurso involuntario?




No estoy seguro de que nuestra escritura esté compuesta de fenómenos involuntarios. Sería otorgarle demasiado crédito a la causalidad. Considero – según mi propia experiencia, hasta ahora – que el poema es una construcción constante: estamos redactando, corrigiendo y tramando nuevas formas de acuerdo a nuestra propia neurosis todo el tiempo. El discurso que trae el poema vendría a ser como una relectura de lo que somos, de lo que estamos fraguando. A veces resulta y a veces no. El poema también puede ser una medida de esa búsqueda: su contenido, su arco dramático, su forma o su falta de forma son, de alguna manera, voluntarios siempre. A veces es tentador pensar que nosotros no estamos haciendo poesía sino que la poesía nos hace. Pero eso siempre me pareció un slogan para disfrazar la jactancia: el poema se mueve por voluntad, con propósito. Y en su misma conciencia entrama una pulsión misteriosa, pero son aguas del mismo río.




Entrevista a Mario Flores (frg) | Para leer la entrevista completa  ↪  El poema se mueve por voluntad