julio 18, 2022

LO QUE NO HACEMOS SE NOS ACUMULA

 

NO SE PARECE A NADA

Ese cuaderno azul
quedó
entre auriculares, un mazo de cartas y colitas de pelo
con hojas intercaladas
mudas
llenas de espacio frío
como las casas regias de la costa
de pastos florecidos y folletos pendiendo
de un picaporte
sin brillo ni grasa.
Cada vez que vengo
reconozco, nada se parece a nada
pero en la rambla
quedó
una caminata con un novio y el viento
siempre en contra
el mar me daba miedo
el mar me olía
el mar se me tiraba encima
la malla, los pelos, los rollos de la panza, todo revuelto
con todo
tocaba el fondo y tragaba toda la sal y toda el agua
y todas las bolsas como peces en efervescencia.

El andén
se quedó con mi novio,
no corrió a la par de la ventanilla
no escribí lo que no dije.
Lo que no hacemos
se nos acumula
cerca del mar
lejos del tren
en los cajones.

 

SALTO EN RANGO

La clave está en encontrar el punto y despegarse del suelo

para pasar al otro lado por encima de alguien

calcular la distancia urgente

y picar sobre su espalda como una pelota desinflada.

Para mí eran todos tan altos

ellas todas tan flacas

como palos, siempre útiles

yo intentaba encastrar entre

mi cuerpo cuadrado

pero la vida real

no era como en el tetris.

De la caída en el patio del colegio

lo que recuerdo

es el dolor en el pecho sin aire para gritarlo

y las zapatillas corriendo.

Atrás, las risas.



¿Y SI YO FUESE EL BOSQUE?

Dicen que escupo sangre y que pronto moriré ¡No! ¡No!
Son mariposas, mariposas rojas. Veréis.

Antonio Di Benedetto

Cuando la noche es innegable
los perros
ladran el dolor del bosque.
Rato antes del lucero del lunes
sin compasión
un enano viejo
hace acopio de leña para el invierno
a golpe de hacha, las arañas
abandonan sus tejidos
protección tramposa de mis huesos.
Por el contrario, las hormigas
en filas como piernas ciegas
van y vienen con su labor
la construcción del imperio
una resistencia que
no me deja hincarme
ante las estructuras
ni el perdón.
En el corazón, el bosque, está lleno de mariposas
ninguna flor las retiene
es por ellas la soledad
la insuficiencia cardíaca
los especialistas dicen
que tengo el corazón demasiado grande
no saben
de las mariposas
amontonadas en el fondo
secas
hasta la sangre.


-------------------------------------

Marisel Calvo (Buenos Aires, 1985). Poeta, actriz. Forma, junto a Helena Helft, el dúo Estuario, un proyecto de confluencia poético-musical. Publicó Palabras renacuajas (Seisdedos Ediciones, 2018) y Los cangrejos creen que van al mar (TecnoOffset, 2021), con ilustraciones de Emiliano Catena. A este último pertenecen los poemas aquí citados. 

julio 14, 2022

SOIL OF THE EARTH


Campo: 100 poemas sobre la tierra, 100 poetas argentinxs «reúne cien poemas que hablan de aquello que está más allá de las ciudades, tierra adentro». Felicísima de formar parte de esta antología editada este año por Camalote, gracias a la cual tuve el honor de compartir selección (y posterior publicación) con grandes y admiradxs poetas 👏

Agradecida enormemente con Fernando Kosiak y su hermosa editorial 💗

(Acá mi poema 👇)


 

SOIL OF THE EARTH


cuando se crece en una ciudad balnearia

se tarda mucho tiempo

en conocer la tierra

la arena ocupa todo el lugar

arena para jugar arena para caminar arena para veranear arena para construir

cuando hay sudestada

la arena tapa las entradas de las puertas

(como suele pasar también con la nieve)

los ojos empiezan a arder y la venganza del mar

devasta

si se quiere cultivar

a la tierra hay que conseguirla

fuera de los límites

[como acostumbra ocurrir siempre

con lo que más

se desea conseguir]

será por eso – intuyo –

que para lxs ingleses la palabra tierra no es

ni podrá ser nunca

un sinónimo de planeta 



(LA IMAGEN LLEVA AL VIDEO 👆) 

julio 05, 2022

★TOCAR UN PUNTO DE DOLOR


qué te dirías si fueras vos mismx

con qué recuerdo elegirías

representarte

 

(pequeña enciclopedia Larousse ilustrada

con más de once mil páginas

y láminas desplegables

a todo color

no dijiste nunca nada

sobre la fragilidad contenida

de este dibujo furor

en las apps de uso colectivo y en la naturaleza incendiaria

de la baraja francesa

hasta el cansancio lo mostraste

en lo alto

máquina brutal

semidiós convulso)

 

qué te dirías si fueras vos mismx

si tuvieras

catorce años

un espejo por detrás

el final de la película por inventar

la memoria intacta

en blanco dos o tres cuadernos

la familia disfuncional de siempre

el uniforme planchado

sin terminar un tejido amorfo

en punto arroz

la abuela-madre preguntando todavía

por ese reloj

los australes recolectados en la primera comunión sin convertir

si tuvieras

un plano finamente detallado de la ciudad

cuatro porotos concluyentemente

ya germinados

invicta la capacidad de la sorpresa

bien entrenada la facultad de diferenciar

un agua de otra

cuando venís de nuevo a llorar

bajo el mar

 

(pequeña enciclopedia Larousse ilustrada

te aseguraste de dejar bien tranquilo

aunque también

bien engañado

a cada vertebrado

que te sirvió de público

este es el mismo músculo que solo

impulsa la sangre y la distribuye

por todo el cuerpo

sin ayuda de ningún órgano se contrae

y se relaja

entre sesenta y cien veces por minuto

hasta 90 ml por latido puede bombear

indefinidamente

la vida

nada tienen que temer

los mamíferos)

 

qué te dirías entonces

si fueras vos mismx

de qué manera sugerirías reformular

lo invisible

desacreditar

los conceptos y las trayectorias

 

qué te dirías vos mismx

si fueras vos mismx

si tuvieras

una pequeña enciclopedia

Larousse ilustrada que miente

en cada una de sus deslumbrantes

once mil páginas y en sus láminas

desplegables

a todo color

si tuvieras

todas las lenguas a tu favor pero una única oportunidad

de racionar

y repartir

el lenguaje