mayo 12, 2022

 



YO EXISTO AÚN ANTE EL MIEDO

 

Leí este poema de Leonor esta mañana y me di cuenta de que así es exactamente como me siento, de que esto es exactamente lo que yo estuve queriendo decir desde hace meses.

Leonor supo enseñarnos que «un poema es un instante de lucidez, de fascinación ante la historia». Entonces yo agradezco que esos pocos minutos de hermosa alienación de esta mañana, mientras leía a Leonor, hayan sido mi también hermoso y profético «instante de lucidez» 💗

 

 

EXISTO

Yo existo aún ante el miedo

golpeteando cascabeles de verano.

Yo existo.

Que el mármol resguarde

mis blasones de harapo,

porque transcurro.

Mi canto entrelaza jirones de asfalto

y estoy, o me voy,

o me quedo, o naufrago.

 

La lámpara hilvana cansancio de luz

en su gesto callado.

Quedo atrapada en tus ojos maduros y blandos.

Recorro la medular tristeza

de tus calles noctámbulas

y el viento es un mito desnudo

que rasguña apenas

la desolada piel de los faros.

 

Mi vida de hojaldre está quieta.

Mi cabeza de pájaros nocturnos

se deja caer, se derrumba.

Se abandonan mis manos

a su mudo destino de símbolos.

Pero yo sé que existo.

 

Aún ante el horario repetido

de los atardeceres mundanales y tiesos,

contagio un latigazo oscuro,

un rasgo gastado,

la impotencia brutal de mi destierro.


De Mudanzas, 1974.

--------------------------------------------------------------------

Leonor García Hernando (San Miguel de Tucumán, 1955-2001). Poeta de culto, formó parte del consejo de redacción de la revista Mascaró. Publicó Mudanzas (Ediciones del Taller Literario Mario Jorge De Lellis, 1974), Negras ropas de mujer (Colección de Poesía Mascaró, 1987), La enagua cuelga de un clavo en la pared (Último Reino, 1993), Tangos del orfelinato / Tangos del asesinato (Colección de Poesía Mascaró, 1999) y El cansancio de los materiales (Colección de Poesía Mascaró, 2001). Falleció en la ciudad de Buenos Aires, dos semanas antes de la publicación de su último poemario.


PLUS: ACÁ UNA ENTREVISTA IMPERDIBLE A LEONOR (AÑO 2000) 👈


mayo 05, 2022

GRACIAS, @PANPOECIA

 

Gracias @panpoecia por esta sorpresa hermosa!

Feliz de poder compartir poemas de este libro de locura, editado en Colombia por El Taller Blanco Ediciones y con un prólogo de lujo de Gastón Malgieri 👏💗

Emocionante el trabajo de mil puntos que hace cada día Gastón Vázquez 👏


Repost of Instagram @panpoecia 👈

«El proceso alquímico de la poética de Almada Noguerón consiste en hacer cómplice a sus lectorxs de ese nuevo modo de reclamar lo propio. Porque cuando habla de hacer estallar las formas geométricas y lingüísticas, sabe que esa batalla es colectiva. Si el idioma habrá de inventarse de nuevo sobre las cenizas de aquello que nunca quiso nombrar, será con todas las lenguas hasta ahora consideradas menores, sin peso.» Gastón Malgieri

Poema: aguardiente

Libro: Límbica (El Taller Blanco, 2020)

Autora: @vane.almada.nogueron

Versos hechos en masa de pan casero cocinados al horno de barro.

Cantidad de material: 800 gramos

Temperatura del horno: 250 grados Celsius

 




AGUARDIENTE


Es una broma.

No sé cómo se puede escribir sin usar por lo menos uno

de tus siete apocalipsis

(por lo menos uno

de tus giros semánticos más habituales).

Es una broma cuando cierro todos los archivos sin haber anotado nada,

cuando me invento construcciones verbales tóxicas

porque no puedo siquiera copiar de alguna parte,

manipular una oración caprichosa a mi favor.

 

¿existe algún poema que realmente

me pueda salvar?

¿algún salón con pisos encerados de baldosas blancas

donde podamos de verdad pisar?

 

Desde acá alcanzo a ver la lista de palabras compuestas

que sugirió el buscador.

Elijo cualquiera de entre las primeras y pienso

en cuántas horas más de sed vas a ser capaz de soportar.

 

Sobre el estigma sarcástico de esta broma no hace falta decir mucho.

Ahora me doy cuenta de que ese resto en la botella nunca fue tan nuestro.

Y escribir esto nunca fue tan fácil.

Ni tan gracioso.

De Límbica (Cali: El Taller Blanco, 2020)

abril 29, 2022

ESTAR

   

Vigilas desde este cuarto

donde la sombra temible es la tuya.

No hay silencio aquí

sino frases que evitas oír.

Signos en los muros

narran la bella lejanía.

(Haz que no muera

sin volver a verte.)

 

Alejandra Pizarnik (de Extracción de la piedra de locura, 1968)

(HOY ES MI CUMPLEAÑOS)

 

a Laure Bataillon

 

dice que no sabe del miedo de la muerte del amor

dice que tiene miedo de la muerte del amor

dice que el amor es muerte es miedo

dice que la muerte es miedo es amor

dice que no sabe

 

 

[En 2020 participé en este tremendo Podcast 👏 Vayan a buscar el Episodio 14 👈]



abril 26, 2022

UNA VERDAD PISA LA CEGUERA DEL TEDIO

 

TESTIGOS

I

Seamos testigos
de que los bichos
saltan, gritan
y se enamoran
sin tener en cuenta
la casualidad,
ni la causalidad,
porque en la lluvia
se reinventan
como nosotros.

II

Dejemos
que nuestros ojos
consigan el brillo
en los poemas
que nunca recitamos
cuando la fauna
nos mira tiritando
en la finitud
de sus cantos.

Después de la confesión
Las hojas y los pájaros
me confesaron 
lo que la lucidez quemó  
en la piel soñolienta.
No fue necesario
percibir la magia de la palabra 
para arrojar poemas al cosmos
y así flotar
en el paraíso terrenal.

TODO ESTÁ DEBAJO DE LA LUPA

La eternidad es un aro
bamboleando en un espejo.
El sexo es el magnetismo
que nos revela.
Los encantos de la vida
tienen música dodecafónica.
Los clichés modernos
son moscas alimentando la retina.
Las efigies renuncian al bronce trivial
porque asustan al infinito.
Los gestos son mariposas de arena
moviéndose en el aire.
Las vibraciones fragmentan
la pintura de Da Vinci.
Las circunstancias son pequeños ahorros
para entretenernos en la vejez.
Una tarántula nos descifra las alusiones.
Los elementos astrales están en la boca.
Arden en la hoguera los adjetivos
que supimos arrancarnos
de la carne primaveral.
Las letras que engarzan los paisajes
nos muerden e infectan de alegría.
En lo imperceptible, una verdad
pisa la ceguera del tedio.


------------------------------------------

Luis Daniel Álvarez (Catamarca, 1988). Es profesor de lengua y literatura. Público Pueblo y rebelión (2013), Vuelo onírico (2015), Sueños encajonados (2015) y Pájaros de aguardiente (2017). Recibió menciones por sus trabajos en el "II Certamen Juan Chelemín" (Andalgalá) y en el V Certamen de “Palabras dichas, Palabras escritas”, de editorial El escriba (Bs. As). Participó en diferentes antologías editadas por los grupos literarios “La cueva" y "Tantanikuy", así como también las publicadas por las editoriales La hora del Cuento y Tahiel Ediciones.  Colaboró con las revistas La opiniónMolinos de letrasHorizonte literarioLa Ciruja y El viento. Dirige la página web de cultura La Tuerca Andante. Actualmente vive en la ciudad de San Luis, donde se desempeña como docente y tallerista. 

 

abril 22, 2022

★LA HISTORIA QUE TOCA SU FIN

 

por ahora llega bien el sonido

no tiene residuos

ni impurezas

no está contaminado por ningún eco de fastidiosa

muletilla

por ahora no refrena

su potencia

 

hacia el pasillo es necesario encontrar

lo no acústico:

unos platos que no abducen

unos libros que no educan

una pava que no silva

 

los objetos datan todos

de mil nueve noventa y siete

para atrás

 

sigo en la cápsula por ahora

todo el espacio que ocupa mi cuerpo podría ser ocupado

por una semilla de girasol

podría escapar

podría sorber cada recuerdo reconocido como propio

podría minar la ingenuidad que se sostiene

domesticar el desconsuelo que se siente

pervertir las palabras que se piensan

podría

 

dos cacharros que caen de una pila quedan justo

a la altura de los ojos

el reflejo del aluminio es denso

un vapor de irrealidad

soy alguien más en ese espacio de espejismo flotante

una mujer de más de cincuenta

con almacenes atestados en los sótanos

pelo de plomo hasta la cintura              

indumentaria vintage

nada sabe de trap ni de metaverso

nada sabe ni le importa

 

uno de los teléfonos todavía en uso

multiplica su timbre de videojuego

atiende

otra canción de Ramazzotti comienza a reproducirse

mientras habla

el sonido es claro

llega desnudo

completo

aunque primitiva

la rockola gana en impacto porque no se permite arriesgar

ni por un momento

la reducción de sus virtudes

 

en otra parte de la ciudad

la arena de la playa mortifica

sus únicas pero inmejorables  

excentricidades

fotos como naves

que hay que quemar antes de adentrarse en la selva

poemas como arrecifes

permanentemente en peligro de extinción

 

según le anuncian «deshacerse de todo» es un trabajo irritante

de jornada completa

 

interrumpe para decir algo

que no se llega a escuchar

por ahora no le preocupa el desorden

no le preocupa la profundidad que va adquiriendo adentro

la languidez

el sonido llega bien y el mar devuelve

cada una de las cartas

que le tiran encima


inédito