abril 29, 2018

(hoy es mi cumpleaños)






Cada día son más breves mis poemas: pequeños fuegos para quien anduvo perdida en lo extraño. Dentro de unos pocos versos suelen esperarme los ojos de quien yo sé; las cosas reconciliadas, las hostiles, las que no cesa de aportar lo desconocido; y mi sed de siempre, mi hambre, mi horror.

París, 1962.



La conciencia del fuego apagó la de la tierra. Mi visión del mundo se resuelve en un adiós dudoso, en un prometedor nunca. Culpa por haberme ilusionado con el presunto poder del lenguaje. Todo es un interior. Por tanto, el poema es incapaz de aludir hasta a las sombras más visibles y menos traidoras. Hablar es comentar lo que place o disgusta. Lenguaje visceral constatador de los fantasmas de las apariencias. Escribir no es más lo mío.

Agosto de 1961.


Alejandra Pizarnik; fragmentos de Prosa Completa; Lumen, 2003.








Carta a Manuel Mujica Láinez | ph: Laura Cófreces