septiembre 16, 2018

indecible[s]






Por eso mi vida me resulta en cierta manera incontable: demasiado numerosa y zigzagueante. También contradictoria. Por eso he escrito en un poema autobiográfico: “La vida es una lengua demasiado enigmática para seres humanos, y la pena de descifrarla quizá más alta que el esplendor de todo abrazo”. La plácida y engañosa figura de Sra. de Barrio Norte que circula entre mis amigos y quienes me conocen nada tiene que ver, en el fondo, con mi vida. No se trata de una traición, sino de una ecuación más bien desventurada entre lo que uno es, lo que se nos dio, lo que alcanza a sobrevivir, lo que aconteció en verdad, lo que imaginamos, lo que ocurrió en secreto: un verdadero despilfarro de enigmas. Uno es uno pero está la vida. Uno hace elecciones en su vida, pero no hay que perder de vista que en realidad la vida elige más que uno.
(…) Pasión de entender, pasión de recordar, pasión de denunciar, pasión de celebrar. Pasión de unir denuncia y celebración, conocimiento y memoria, en un solo tejido incorruptible: eso es lo que me arrastra y me motiva. Dar testimonio de la existencia, de lo hermoso e inexplicable que tantas veces nos rodea, de lo indecible que nunca lograremos entender.




Ivonne Bordelois. Noticias de lo indecible, 2018.




[algo de todo esto (o acaso todo) va a atomizárseme eufóricamente muy adentro]